Mas de treinta años ha tardado el Rey en detallar los gastos de la Casa Real. Durante ese tiempo solo se ha podido conjeturar sobre dichos gastos. Ahora, ante el escándalo Urdangarin, ve peligrar el prestigio de la institución y del heredero. El Rey sigue viviendo de las rentas de su actitud durante los ultimas años del dictador, su trabajo decidido a favor de la transición y la democracia y  en contra de los golpistas del 23-f. Pero como ya digo, han pasado mas de treinta años y las cosas pueden empezar a cambiar.

¿Pero como pedir transparencia al Jefe del Estado, cuando los políticos y los gobiernos nacionales o regionales hacen alarde de su opacidad? Este es un mal  endémico de este país. Ellos mismos han creado una estructura política precisamente para que sea así y poder hacer sus chanchullos sin problemas. Mientras, nos venden la moto de que todo lo que han hecho en este país es ideal de la muerte, cuando no es cierto. Por fortuna he viajado mucho fuera de España y he podido comparar.

Pero ellos siguen a lo suyo. Durante la campaña todos se acordaban del 15M, pero ya se les ha olvidado. Ayer mismo hemos visto como los flamantes prohombres, y mujeres,  de la nación tomaban posesión de sus cargos. Muy sonrientes, incluso los que han perdido. Rajoy, con una sonrisa de oreja a oreja, con su perrito faldero Gallardon moviendo la colita en torno suyo. Rubalcaba, haciendo declaraciones  de hombre serio y responsables y  los de IU que todavía ni se lo creen.

Y Cams en el banquillo. Sin ponerse colorao, negando las abrumadoras pruebas de las grabaciones y  atacando al juez y al fiscal. Solo le falto decir “Usted no sabe con quien esta hablando”

Calvito.